Feminidad
[ 22 enero, 2018 by Verae 0 Comments ]

Danza Hormonal en el Ciclo Menstrual

La interacción entre tu psique y tu cuerpo es profunda, infinitamente amplia. Lo que piensas y sientes, influye en tu funcionamiento,  debido a que tu sistema nervioso regula el sistema endocrino, y la actividad endocrina modula la actividad de tu sistema nervioso central, donde suceden tus emociones e ideas.

De allí la importancia de comprender tu vida psíquica de la manera más exhaustiva posible, sobre todo lo relacionado a cómo representas tu cuerpo, tu sexualidad, cada faceta y dimensión de ti misma.

También es importante comprender cómo la fisiología, tus neurohormonas modulan los estados emocionales, movilizando arquetipos inconscientes que puedes llevar a nuestra consciencia con la auto observación y guía adecuada.

 

Comencemos ubicándonos en el momento de la menstruación y cómo el descenso de la Progesterona permite el desprendimiento del endometrio, al no ocurrir un embarazo, se dan las señales hormonales para que las paredes del útero empiecen a desprenderse, ocurre que esa sangre que baja durante tu menstruación es la misma que formaría a quien pudo haber sido tu bebé, de allí que es sangre de vida, tan sagrada como la vida y la capacidad de crear, crear vida, proyectos, poesía, arte, construir.

 

Progresivamente irán ascendiendo los niveles de la hormona Folículo Estimulante, irán potenciando la posibilidad de una nueva vida, se dice que ella es la hormona de la memoria, que nos recuerda que si podemos crecer, crear. Esta hormona llama a madurar a un conjunto de ovocitos, uno o dos serán los que darán el gran salto durante la ovulación, el resto equilibrará nuestra ecología hormonal para que ocurra todo lo que debe suceder para dar inicio a una nueva vida. De manera sincrónica, los estrogenos permitirán el crecimiento del endometrio, se irá preparando la cuna para la nueva vida, el nuevo sueño, la nueva creación.

 

Emocionalmente durante la menstruación podrás conectarte con el sentimiento de pérdida del desprendimiento o con el reverdecer, con la maduración progresiva de los ovocitos, con la esperanza que sostienen los estrógenos, con el nuevo endometrio, con el nuevo sueño en tu vida creativa que está por crecer.

La hormona Luteinizante alimenta la valentía, aquella que cuando está madura la Ova,  propicia  que salte a la Trompa de Falopio, un momento crucial, maravilloso que ocurre cada mes en tu etapa biológicamente fértil: la ovulación. La Luteinizante tiene un pico en sangre de 12 a 36 horas, intensa. Nos recuerda la urgencia por crear, por dar lo que somos.

 

De allí en adelante reina la Progesterona, la hormona que nutre el impulso creador, la que te revela la verdad y el dolor, te ayuda a poner los pies sobre la tierra al preguntarte: ¿cómo vas a sostener tu sueño, tus planes? cómo cuidar nuestras creaciones, cómo podemos protegerlas, nos impulsa a decidir y actuar. Recuperas la intuición y tu propia voz, así ella transmita llanto, poder,  furia o necesidad de ayuda. La Progesterona siembra células madres en el endometrio antes de que se forme la placenta, y nutre al endometrio con lactobasilos, la defensa bacteriana de la matriz.

AboutRosario Vasquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.